¿Cómo se reza el Rosario de los No Nacidos?

No existe un formato obligatorio o formal para rezar el Rosario de los No Nacidos. Lo puedes rezar como cualquier otro rosario y utilizando las meditaciones que más te gusten, o de la forma en que acostumbras rezarlo, sólo que al final de cada misterio se te pide incluir una jaculatoria muy breve: ¡JESÚS, PROTEGE Y SALVA A LOS NO NACIDOS!  Y recuerda que debe ser rezado con amor en el corazón.

Te estarás preguntando si puedes rezar contra el aborto con cualquier otro rosario, y la respuesta es "sí, sí puedes", cualquier oración que brota el corazón es escuchada por Dios; pero las promesas y gracias adjuntas al Rosario de los No Nacidos, sólo se cumplen al rezar con él. Es como si utilizando la medalla de la Virgen de Guadalupe, esperarás recibir las gracias prometidas a quien lleve la Medalla Milagrosa.

 

 

Al usar este Rosario, ¡ayudas a salvar vidas!
Recítalo como acostumbras, sólo se pide que sea:
 
CON AMOR EN TU CORAZÓN Y HASTA SU TERMINACIÓN.
 
De esta manera, cada Avemaría en estas cuentas (lágrimas), salvará a un bebé de la muerte por aborto. Al terminar cada decena di:
 
¡JESÚS, PROTEGE Y SALVA A LOS NO NACIDOS!
 
Nuestra Madre Santísima nos pide que se diga esta pequeña oración con frecuencia y al terminar cada decena del Rosario, después de la oración de Fátima.

 

Nota: En todas las presentaciones del Rosario de los No Nacidos, se incluye un instructivo con las meditaciones y jaculatorias para rezarlo.
  

http://www.amorsanto.com/Rosario_No_Nacidos/como_rezarlo.htm