Testimonios sobre el Rosario de los No Nacidos

Aquí presentamos algunos de los tantos testimonios que nos han hecho llegar con el fin de dar a conocer las bendiciones que el Cielo a derramado sobre la tierra a través del rezo del Rosario de los No Nacidos. 

Este niño es adoptado, y fue salvado de ser abortado por su verdadera madre
Gracias a las oraciones y al rezo del Rosario de los niños No Nacidos, a los 10 años de casada la Virgen y Dios me regalaron a mi hijo, se llama JUAN PABLO. Este niño es adoptado, y fue salvado de ser abortado por su verdadera madre. Dios y la Virgen me lo regalaron. Mi esposo y yo estamos felices de poder dar amor y hogar a un niño que tanto lo necesitaba. 
Gracias a Dios y a la Virgen
L., Nicaragua

 

Embarazo Logrado
La primera vez que fui a Cleveland, que fue en Abril de este año, compré unas medallas de la Virgen, las pase por el lugar de bendición, y las traje para regalar a mis amistades y familiares. Después de regalarlas, un día una amiga me dice que la perdió, cosa que me dio mucha tristeza, porque había sido muy importante para mí el habérsela dado, pero sobre todo el haber pensado en ella. Le regale otra. Pues pasados los días, llegó a la casa con una amiga, y me comenta: “¿te acuerdas la medallita que me regalaste, y que te dije que la perdí?, pues no fue así, se la regalé a ella (su amiga), y ¡qué crees!, desde que la trae, está rezando a diario el rosario, y después de 8 años, por fin se ha embarazado.” No tienen idea de lo lindo que sentí, y de la alegría que me dio. L. A.

Espero que este testimonio pueda servir a alguien, especialmente a parejas jóvenes que están a punto de casarse, y seguramente están abrumadas por el intenso bombardeo anti-vida que los rodea…
Mi  esposo y yo nos casamos con la firme decisión de seguir la Voluntad de Dios y estar abiertos a la vida, a recibir todos los hijos que Él, en su Bondad, nos quisiera enviar. Por eso, cuando el doctor, por cuestiones médicas, nos informó que mi primer hijo tenía que nacer por cesárea, fue un duro golpe, pues sabíamos que eso necesariamente debía limitar el número de niños. 
A partir del 4° bebé, el doctor fue muy claro, en la misma mesa de operaciones: “No más niños”.
 
Sin embargo, tuvimos 3 más, una “irresponsabilidad” para la mayoría, la Voluntad de Dios para los que aún creemos en que no cae una hoja de un árbol sin que sea su Santísima Voluntad.
 
Como detalle interesante, mis dos últimas cesáreas fueron las mejores, especialmente la última, no tuve el más mínimo dolor de post-parto y caminé desde el primer día, con gran energía.
 
Ahora, cuando ese bebé tiene ya 4 años, Dios nuestro Padre Amoroso, nos llama a una nueva prueba que verdaderamente nos está exigiendo ser valientes, como dice un mensaje suyo. El Señor nos ha enviado un nuevo bebé… ¡cuando ya creíamos estar de salida! nos “cuidábamos” en forma natural, pero cuando Dios dispone que una nueva vida venga al mundo, nada se le puede oponer: inclusive, conozco muchas mujeres que salieron encinta usando la abortiva “T de Cobre”.
 
Tengo 44 años y 14 semanas de embarazo. Por mi edad, hay riesgo de que el bebé tenga Síndrome de Down; nos sometemos desde ya a la Adorable Voluntad de Dios. Sin embargo, sí es la prueba más dura que hemos vivido hasta ahora, pues los otros 7 chicos demandan mucha atención y yo estoy trabajando en una oficinita de publicidad (en casa), para ayudar a mi esposo. Lo de la 8°cesárea no me preocupa en lo absoluto.
Pero, ánimo, mi esposo está muy feliz y estamos convencidos de que el Señor SABE LO QUE HACE, y su PLAN ES PERFECTO, aunque no lo comprendamos.
 Sé que vamos a tener que enfrentar las burlas y las críticas de muchas personas, pero, si las soportamos con paciencia, esto será sólo una oportunidad de imitar a nuestro Maestro.
 
Espero que este testimonio pueda servir a alguien, especialmente a parejas jóvenes que están a punto de casarse, y seguramente están abrumadas por el intenso bombardeo anti-vida que los rodea, con miles de razones “humanas” para evitar los hijos sin tener ninguna razón grave para hacerlo.
 
Extiendo la Bendición de los Corazones Unidos de Jesús y María sobre todas las familias del mundo. Amén. E.

 

Paz en mi alma y en mi familia 
Conocí sobre la  Confraternidad de los Corazones Unidos y se ha transformado mi vida
.
El amor que siento por Dios es inmenso. Imprimí de la computadora la imagen de María y los Corazones Unidos. La tengo en una mesita con una vela encendida. En mi casa, que eran peleas y peleas, ahora hay paz. Mi esposo es alcohólico, pero he aprendido a aceptarlo. Mis hijos van a misa conmigo y aunque mi esposo por su condición, no va, tengo fe que algún día lo hará, porque cuando le hablo sobre las cosas de Dios se le aguan los ojos. 
 
Mi hija que está estudiando para abogada, tenía que hacer una presentación en la universidad e iba a hablar y exponer sobre su perrita y tenía todo listo para dentro de un día que era su exposición y de repente amanece y me dice: “mami: sabes, voy a hablar sobre lo que está pasando en Cleveland y lo que dice Jesús y María sobre el aborto. No sé qué dirán los profesores y estudiantes, pero siento que tengo que hacerlo.” Preparamos con fotos y todo, y con nervios habló, mantuvo a todos los estudiantes sumamente callados y al final el profesor la felicitó por haber tenido la valentía de tocar ese tema y de religión. Le hicieron muchas preguntas (díganme si ese no fue nuestro Dios que la usó de instrumento). 
 
Yo trato de dar la página de ustedes a todo el que puedo y les hablo, al igual que enseño el Rosario de los No Nacidos.
 
Estoy pidiendo a Jesús y la Virgen que nos conceda a mi esposo y a mi la facilidad de poder ir a Cleveland, ya casi tenemos los pasajes, solo tenemos que guardar un poquito para la estadía. 

Por favor si está a su alcance, póngale mi petición a la Virgencita. De que mi esposo Jaime, deje el vicio de tomar el licor, que mis hijos y yo hemos sufrido mucho por eso. Muchas gracias y que Dios me los bendiga siempre. 

 

Milagro en la Voluntad de Dios
Puedo decir muchas cosas sobre las Bendiciones recibidas.

 
Mi esposo y yo fuimos a Cleveland en el 2005. El Señor nos ha ido transformando poco a poco. Ha trabajado en áreas específicas de nuestra vida de una manera clara. Hemos recibido del Señor y de su Madre Bendita:
1.- El perdonar y sanar heridas, fruto de resentimientos.
2.- El reconocer que somos pecadores y que necesitamos de Él.
3.- Dejar la soberbia y el afán de querer controlar todo humanamente hablando y dejarlo todo a la Voluntad de Dios (sin dejar de cumplir nuestras responsabilidades).
4.- Amor y fervor a la Oración: Rosario, Sacramentos, la Santa Misa, Oración ante el Santísimo, amor a la Palabra de Dios.
5.-El vivir cada día en esperanza, en amor y abiertos a ser guiados por el Espíritu Santo.
 
Esto es a grandes rasgos lo que el Señor, a través de su Santa Madre, ha trabajado en nuestro interior.
 
Pero además, quisiera contar  de un gran regalo que acabamos de recibir, después de llevar esta travesía en el camino de la Voluntad de Dios:
Después de 2 años y 3 meses de casados, no habíamos podido encargar familia, el médico me recetó algo para quedar embarazada, pero en mi corazón hubo una ligera  duda. ¿Estaría yo haciendo la Voluntad de Dios? ¿Dios quería esto para mí? ¿Estaba aceptando esto de no tener hijos como Voluntad de dios?  Decidí no tomar el tratamiento y dejarlo en manos del Señor y de su Madre, y estábamos muy felices y tranquilos. A los que nos decían algo les contestábamos “no te preocupes, nosotros estamos muy felices y creemos que así lo quiere Dios por ahora”.
 
El pasado 17 de Junio, día del padre, fui a Misa y algo me decía en mi interior que debía hacerme una prueba de embarazo. Cuando llegué a casa de mis padres, la pedí a domicilio y me la hice.  Le pude decir a mi esposo el día del padre que iba a ser padre, y al abuelo que iba a ser por primera vez abuelo. Hoy, 25 de Junio, tengo 5 semanas de embarazo.  Cabe mencionar que mi papá y mi esposo salían a Cleveland esa próxima semana. 
 
 Concluyo que cuántas veces no dejamos a Dios el control de nuestra vida, no lo dejamos participar, queremos solucionar todo a nuestro modo. En todas las cosas que nos suceden, Él nos enseña mucho, como Buen Padre amoroso que es. D. P.

 

Sucedió el milagro…quedé embarazada, y  no de uno, ¡sino de gemelos!
Hola, Mi nombre es Ma. Guadalupe M. G. y quiero dar mi testimonio de cómo LA VIRGEN MARIA REFUGIO DEL AMOR SANTO, ha obrado en mi vida.
 
Resulta que al año y medio de casada,  tuve un hijo, después quise embarazarme nuevamente pero no obtuve resultados, y tuve dos embarazos que no se lograron, visité varios médicos en busca de ayuda. Me hicieron infinidad de estudios, sin encontrar el motivo. Tome varios tratamientos para la fertilidad sin resultado, acudiendo a estudios y médicos durante 7 años, hasta que tuve la fortuna de conocer a un matrimonio muy apegado a la iglesia y que son servidores de un grupo Católico, en el que hacen oración de intercesión, sanación y liberación.  Ellos fueron a donde se apareció la Santísima Virgen María Refugio del Amor Santo. Me trajeron una imagen, y agua que brota de donde Ella apareció.
 
Recé el Rosario con mucho amor y fe, con el dolor de haber tenido esos dos embarazos de bebes que no pudieron nacer, y pidiéndole que me permitiera ser madre nuevamente.
 
Al mes aproximadamente de haber llegado la Imagen de la Virgen a mi casa, SUCEDIO DEL MILAGRO...QUEDE EMBARAZADA,  Y NO DE UNO, ¡SINO DE GEMELOS!,  y lo más impresionante fue que al desconocer mi estado, asistía al gimnasio y obviamente hacia esfuerzos muy grandes. Pero gracias a Dios y a la Virgencita, mis bebes gozan de excelente salud y tienen 2 años 8 meses.
 
La imagen  la he prestado a mujeres que no han podido ser madres, y ha hecho grandes milagros.  Nunca pensé que se darían así las cosas, pero ahora parece peregrina, pues mucha gente me la pide para rezarle un novenario... pidiéndole por LOS BEBES NO NACIDOS Y POR EL MILAGRO DE SER PADRES.
A una amiga que tiene un tumor inoperable en la cabeza, fue a la primera que se la presté y en el tiempo que le rezó, quedó embarazada, los médicos que la atendían quedaron atónitos, ya que por su problema no podía embarazarse, era imposible debido al descontrol hormonal que sufría por dicho tumor.
 
Quisiera pedir que difundan este milagro, porque me siento en la obligación de dar a conocerlo y para que muchos se acerquen a la oración, y se refugien en los CORAZONES UNIDOS DE  JESÚS Y DE MARÍA REFUGIO DEL AMOR SANTO.
 
ATENTAMENTE, Ma. Guadalupe M. G., 25 de noviembre del 2009 

Por mucho tiempo me alejé de Dios, me desvié de su camino, tuve un aborto…
Mi nombre es Verónica, por mucho tiempo me aleje de Dios, me desvié de su camino, tuve un aborto y después de eso mi vida tomo varias vueltas equivocadas, cometí varios errores y me excusaba diciendo que de todas maneras me iba a ir al infierno. Días antes de ir al santuario no podía dormir pensando en que me quería confesar y pedirle perdón a Dios y al bebe al que le negué la vida. . Ya estando en Cleveland, llegó el tiempo y el lugar para reconciliarme con Dios, Él me envió la oportunidad que tanto quería de confesarme. Para mí esa era una señal de que me había oído. Al día siguiente pensé “Dios mío mándame una señal de que tú me perdonas, no solamente el sacerdote”, pensé esto todo el día hasta que nos unimos a un grupo que iba a comenzar el vía crucis ya que a mí y a mis primos se nos había olvidado el libro con las Estaciones de la Cruz. La organizadora de este grupo pidió gente con voz fuerte para decir las diferentes estaciones del vía crucis, yo me ofrecí a decir una pero le dije que no tenia libro, así que alguien me prestó uno. Esta mujer me dio la estación número seis del vía crucis. Cuando abrí el libro para buscar lo que me había tocado, mi corazón se llenó de gozo ya que Nuestro Señor Jesucristo me dio esa señal de perdón que yo tanto deseaba. La sexta estación es cuando Verónica le lava el rostro a Jesús. Verónica es mi nombre. Siento que Dios me contestó de una manera tan directa como de haberme llamado por mi nombre. Desde entonces siento mi corazón lleno de gozo, y me he propuesto a cambiar mi vida… 
Verónica, Abril, 2010

Fui a una clínica y aborté. Ahí me dijeron que había abortado gemelos.
Hola a todos:
Es la primera vez que escribo y lo hago para contarles algo que jamás conté pero comprendí que los errores se comparten para que nadie más lo vuelva a cometer:
 
Cuando tenía 16 años salía de la fiesta de la casa de una amiga acompañada por mi primo. En la esquina, antes de tomar el carro de regreso a casa, dos tipos nos intentan asaltar. Mi primo intentó defenderme pero lamentablemente los tipos eran más grandes y más fuertes, el solamente tenía 15 años y uno de ellos sacó un puñal y lo hirió de gravedad y a mí me violo el otro frente a mi primo, que se desangraba a mi costado. A los pocos  minutos llegó mi papá a recogernos y encontró la escena. Llamó a la policía pero ya era tarde. Cuando llegó la ambulancia yo había logrado ponerme de pie y abrazar a mi primo: él falleció en mis brazos y a mí se me murió el alma, él era mi compañero de travesuras, de juerga, de vida.
 
Pasaron 2 meses y me enteré por unos análisis que yo estaba embarazada. El mundo se me vino encima; aún no me recuperaba de la muerte de mi primo y otra vez me daban una mala noticia. Tenía 16 años, no quería hijos, y menos niños que me harían recordar ese funesto día que yo tanto ansiaba olvidar. Así que en contra de mi religión y de mi familia me fui a una clínica y aborté. Ahí me dijeron que había abortado gemelos. 
 
Pasados unos 4 meses yo notaba que había engordado, así que fui al doctor y este me dijo que yo seguía embarazada de gemelos, que ya tenía 6 meses, y que eran niño y niña. Maldije a todo el mundo, que me había hecho creer que cuando aborté me estaba deshaciendo sólo de un cúmulo de sangre. Al verlos por el monitor de la ecografía le di gracias Dios por esos ángeles. Mi familia, en especial mi mamá, se alegró de que ese aborto no haya sido bueno.
 
A los 7 meses de embarazo nacieron mis dos hijos: Esperanza y Jesús. Nacieron con muchas deficiencias: el varoncito nació con un 30% de su cuerpo quemado, pues a mí me habían practicado un aborto por inyección salina y eso también retardó del crecimiento; la niña nació con parálisis cerebral. 
 
Han pasado ya 8 años desde aquel día y mis hijos están conmigo, son mi alegría y mi vida. El niño "Jesús" ha superado sus problemas de quemadura y sólo tiene algunas cicatrices.  Todos los años me trae una medalla de oro de su colegio especial. Compite en las olimpiadas y su problema de crecimiento es algo que lo superamos día a día. Mi niña,  mi "Esperanza", es mi alegría. Me levanto y ella está a mi lado con sus hermosos ojos, sonriéndome, lista para jugar. Antes de los 3 años le amputaron una pierna y caminó muchos años con aparatos, hoy camina solo con ayuda de un bastón; tiene problemas del habla pero asiste a una escuela normal, le gusta la pintura y le agradece a Dios por su vida. 
 
Yo le agradezco a Dios que me haya permitido tener estos hijos tan hermosos con sus necesidades especiales; jamás me arrepiento de habérmelos quedado pese a las infaltables propuestas de adopción. Los amo y son mi vida. No cometan  lo mismo.
 
Los hijos son la mayor alegría para una madre aunque vengan en cualquier circunstancia, ellos no tienen la culpa.
 
Encontré esta página web al buscar milagros de abortos fallidos, encontré cómo Dios se manifiesta para que los seres humanos ya no cometan tanta crueldad con Su creación.
Esta página de los Corazones Unidos me ha ayudado a encontrarme nuevamente con la oración por los no nacidos, pues como seres humanos cristianos es algo inconcebible el aborto, pero no dedicamos unos segundos a pedir por las madres que están pensando en abortar, pedir para que se arrepientan y ya no cometan ese crimen. Con ésta página yo volví a la oración, y me alegra que el correo que envío pueda servir de testimonio para otras personas.
Se cuidan y que Diosito y Mamá María los protejan siempre,
A.Y.A., abril 2010

Doy gracias a Dios y a nuestra Madre Bendita por todo lo que sucede cuando oramos estas oraciones por los No Nacidos.
Nunca he ido a Cleveland. En un retiro conocí esta espiritualidad de los Corazones Unidos y un día, cuando oraba, nuestra Madre me dijo que hiciera un grupo para orar por los No Nacidos.  Para mí fue muy sorprendente ver cómo nos llenábamos de escarcha de diferentes colores, un día vi en mi mente a la Santísima Virgen toda de blanco frente a mí, un poco elevada, y al abrazarla, salió de Ella muchísima escarcha plateada que me cubrió toda. Ahora formateo los mensajes y los reparto entre personas que trabajan y van poco a la iglesia y muchos los han aceptado con interés.
Doy gracias a Dios y a nuestra Madre Bendita por todo lo que sucede cuando oramos estas oraciones por los No Nacidos, ¡pensar que muchas vidas dependen de nuestra oración! Supe que un bebe no nacido al menor roce que se le hace le produce un dolor horrible por tener sus nervios casi expuestos, pues su piel aun no los protege, el dolor cuando son abortados, trozados o derretidos en el vientre de sus madres, dicen los doctores que debe ser espantoso, por eso, si alguien está leyendo este testimonio, y siente en su corazón un deseo por consolar a Jesús y a nuestra Madre, le digo que no tema,  que se anime a formar un grupo con el Rosario de los No Nacidos, no sólo por las maravillosas manifestaciones y bendiciones que Jesús y María nos regalan a nosotros y a nuestra familia sino también por los pequeñitos que tiemblan de miedo pues saben en su corazón de la decisión de sus padres. Salvar a uno solo de ellos es algo grande y santo.
Mi nombre es Rocío, septiembre 2010.

 ¿Tienes un testimonio que compartir? Puedes escribir a info@amorsanto.com  

Conocer más testimonios del Amor Santo y Divino