Los Corazones Unidos de Jesús y María

Publicado por: Fabiola Cruz on July 22, 2018 0 Comments

El Inmaculado Corazón de María unido al Sagrado Corazón de Jesús.   
Sus Corazones laten como uno solo por el Amor Santo en el Corazón de nuestra Madre Santísima.

Los Corazones Unidos de Jesús y María: es la unión mística de los Corazones de Jesús y María (el Amor Santo y Divino) que comenzó en el momento de la concepción de Jesús, para nunca separarse.

“Deseo que comprendas los sufrimientos de Mi Corazón; Mi Corazón que es el Amor Divino, la Divina Misericordia.  Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.  Comencemos con la Anunciación.  Es aquí donde el Amor Divino y Santo se unieron por primera vez –para nunca separarse– a través del poder del Espíritu Santo y la Divina Voluntad del Padre.  Conforme Mi Corazón se formó, fue moldeado en la Voluntad de Dios.  A medida que se formó y creció, Mi Madre recibió eterna sabiduría y entendimiento en lo más íntimo de Su ser.“

“Cuando Yo nací, la Luz del Amor Divino y Santo se materializó en el mundo.  Pero comprende, Mensajera Mía, el Amor Santo y Divino fueron perfectos en la Encarnación.  Es imposible que esta Luz se intensifique o aumente.  Ya es perfecta en todos sentidos.  Me refiero a la Luz del Amor Santo y Divino, la Luz de Nuestros Corazones Unidos.“

“Así presente en el mundo, Mi Corazón y la Luz permanecieron ocultos hasta Mi ministerio público.  Fue entonces cuando sufrí intensamente, pues me rechazaron aquellos a quienes Yo vine a iluminar y a salvar.  También el Corazón de Mi Madre fue atravesado por la espada, pues Su Corazón es una gran parte del Mío.“

“En el Huerto de Getsemaní, la Luz no disminuyó en intensidad.  Ni siquiera parpadeó.  Yo uní Mi Voluntad a la Voluntad de Mi Padre en el Cielo.  También Mi Madre sometió Su Voluntad.“

“Durante la Crucifixión, Nuestros Corazones Unidos colgaron juntos en la Cruz.  Cuando Mi Corazón fue atravesado después de la muerte, el Corazón de Mi Madre fue atravesado cuando estaba al pie de la Cruz.  No obstante, la Luz permaneció constante.“

“Hoy en día, la Luz de Nuestros Corazones Unidos no es menos perfecta, ni más débil.  Brilla sobre un mundo que está al borde del abismo entre el Cielo y la tierra.  La Luz de Nuestros Corazones Unidos ilumina el puente que cruza el abismo, el puente del Amor Santo y Divino.  Este puente aguarda las pisadas de la humanidad.  No importa lo débil que sea tu primer ‘sí’, la gracia te fortalecerá.“

“Hoy en día, los Corazones Unidos aún sufren, y seguirán así hasta la hora del triunfo cuando el rebaño se hará uno con la Voluntad de Dios.  Yo suplico tus oraciones para que termine rápidamente este tiempo de prueba.  Yo te bendigo.“   (Jesús, 28 de octubre de 1999)

Ver productos de los Corazones Unidos

 

Ver más.